El pasado día 12 de junio, en nuestra Parroquia de San Gonzalo, celebramos como acto previo al Triduo Sacramental, la Exaltación en honor al Santísimo Sacramento del Altar. La misma corrió a cargo de Don Eduardo del Rey Tirado, Hermano Mayor de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santa Cruz en Jerusalén y María Santísima de la Concepción, el Silencio, y pregonero de la Semana Santa de Sevilla el año 1999.

El acto comenzó con la presentación de nuestro Hermano Mayor, Don José Fernández López, quien en breves palabras elogió la figura de donde Eduardo como cristiano comprometido y cofrade. Una vez finalizada la presentación, inició su intervención el Exaltador. El acto contó con la participación de la Coral del Colegio San Francisco de Paula, al que agradecemos su participación.

La exaltación se desarrolló en  cinco partes, iniciándose la misma con una introducción, donde se habla del Señor de la Vida, que permanece junto a nosotros por Amor. En la segunda parte realiza las preceptivas salutaciones y hace un breve repaso sobre algunos recuerdos propios en nuestra Hermandad. En la tercera parte, donde hace algunas referencias al evangelio de San Juan, expresa lo que es la Eucaristía en la que celebramos el paso, la salida, la liberación del pecado y la muerte hacia la salvación que Cristo nos ofrece. Ya en la cuarta parte, sus palabras están dirigidas a la Hermandad sacramentada, celebrando en la Eucaristía nuestra fe en Cristo muerto y resucitado. Y porque tenemos fe, veneramos a Jesús en su Soberano Poder ante Caifás, poniendo como ejemplo a Nuestra Señora de la Salud Coronada, dando pública protestación de nuestra fe el próximo domingo acompañando a Jesus Sacramentado. Las palabras de Don Eduardo terminaban con un canto a la procesión que celebramos el domingo 16 de junio por las calles de la feligresía, donde mostraremos lo que es el culto al Santísimo Sacramento, llevaremos, mostraremos y comunicaremos la Vida Nueva que es Jesucristo.

Finalizado el acto, nos dirigimos a la Casa de Hermandad donde tuvo lugar una convivencia entre los asistentes, familiares del Exaltador, Coral y Hermanos que nos acompañaron.

Queremos a gradecer a Don Eduardo sus palabras y mostrarle desde este medio nuestro cariño.

Fotografías, Cesar Haldón

Fotografía, José María Lérida